ASSÍS

03 novembre 2020

No hi ha comentaris

Home Actualitat

Voluntariado con personas en situación de sin hogar

Voluntariado con personas en situación de sin hogar

Se podría afirmar que ser voluntario/a del ámbito social es “estar ahí”, es estar presente para lo que haga falta y disfrutar de ese encuentro, de ese intercambio de vivencias, de ese contraste de realidades, de esa emoción de sentirse útil y unido a otro ser humano por un vínculo tejido a fuerza de estar en el momento y en el lugar que lo demanda.

Decimos que el corazón del voluntario es muy grande y es así porque ese vínculo con “el otro” lo hace crecer. Es en ese ir y venir de emociones diversas que el corazón va agigantándose. Es el ejercicio de la empatía lo que da elasticidad y tamaño al corazón de la persona voluntaria.

La cotidianidad en la que vivíamos quedó suspendida, congelada, a raíz de una emergencia sanitaria sin precedentes. En ese súbito paréntesis abierto quedó en evidencia que hay ciudadanos a quienes se les niega el derecho a una vivienda digna, a un hogar donde refugiarse. En las calles desiertas de Barcelona sólo ellos circulaban… y el corazón del voluntariado de ASSÍS se contrajo en ese dolor de querer y no poder estar ahí. El teléfono sonaba… eran voces (las de siempre y muchas nuevas) ofreciendo su tiempo y/o recursos materiales para participar incondicionalmente de lo que se estuviera organizando. Era la familia ASSÍS pletórica de corazones solidarios manifestándose en la emergencia.

Quienes, cuya edad no les coloca en la primera línea de vulnerabilidad frente al virus, pudieron salir a la calle a llevar auxilio. Allí vivieron experiencias inolvidables. Inolvidables porque la palabra precariedad se queda muy corta para explicar la vida de algunas personas… inolvidables por el tamaño de la sonrisa que les recibió, por las expresiones de gratitud, pero, sobre todo, por lo que sintieron al hacerlo. Para mí también este tiempo excepcional será inolvidable, porque todo ese tránsito de emociones y acciones pasó por mi corazón.

La vida continúa… pulsando por prevalecer ante las dificultades… sabedora que no faltarán de aquellas “personas del corazón grande”, personas capaces de responder con entusiasmo al llamado a la solidaridad, personas que no se cansan de reivindicar los derechos de aquellos condenados a la invisibilidad… a pesar de estar a la vista de todos.

 

Amalia Bartolini. Responsable de Voluntariat i Logística d’ASSÍS

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *